Menuidioma

Artículo señala cambios en las condiciones de salud del Nordeste en los últimos 20 años

  • 17 de octubre de 2014

Reducción de las enfermedades transmisibles, disminuición de la mortalidad infantil y el aumento de las enfermedades crónicas son algunos de los datos presentados en el estudio inédito de Roberto Passos Nogueira, investigador de Ipea y asociado a Nethis/Fiocruz 

Un análisis de los indicadores referentes a las transiciones demográficas, epidemiológicas y nutricionales, entre 1990 y 2010, muestra que las políticas públicas destinadas a la región Nordeste contribuyeron a resultados sanitários importantes – inclusive en cumplimento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) – como la reducción de la mortalidad infantil. Otros datos expones que tanto nocivos son los hábitos y estilos de vida de la población, que resultan en factores de riesgo para la incidencia de enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes y el cancer.

Es lo que revela el artículo “Desarrollo y cambios de las condiciones de salud en la Región Nordeste”, escrito por Roberto Passos Nogueira, investigador de Ipea. (lea el artículo completo aquí en portugués).

Nogueira credita la reducción de la mortalidad por enfermedades transmisibles a la mejoría del acceso a los servicios de salud. De acuerdo con el investigador, niños que morían por diarrea pasaron a recibir rehidratación, y aquellos con infecciones respiratórias agudas, el tratamiento con antibióticos. Otro destaque es la disminución expresiva del tétano neonatal y de la lepra, enfermedades conectadas a la extrema miséria y las precárias condiciones de higiene. El tétano neonatal, por ejemplo, está praticamente erradicado. 

El dengue y el Sida representan las excepciones de las buenas respuestas sanitárias. Huvo un aumento en los números de casos en la comparación de los años 2000 y 2010. En cuanto en Brasil, el Sida estabilizó (17,9 por 100 mil habitantes), en Nordeste, la incidencia pasó de 7,1, en 2000, para 12,6, en 2010. En el caso del dengue, el crecimiento del Nordeste (128 para 314 casos) acompaño al del resto del país (64 para 514 casos).

DCNT – Las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (DCNT en portugués) vienen ocupando un espacio cada vez mayor en la agenda de la salud mundial. En el Nordeste, los registros muestran un aumento de los casos de óbito principalmente por el cancer y diabetes, siendo la última la mayor média de las cinco regiones brasileñas.

Los datos de la transición nutricional – que agrega sedentarismo, tabaquismo, consumo de alcohol, alimentos industriales ultra-procesados y comidas rápidas – explican el aumento de casos de enfermedades no transmisibles. Una investigación del Ministerio de Salud mostró, por ejemplo, que 14% de la población residente en capitales brasileñas es obesa, la mayoría mujeres. El dato es revelador del punto de vista de los hábitos y estilo de vida de la sociedad, yá que los factores de riesgo que llevam a la obesidad están presentes en todas las regiones del país.

Por último, Nogueira muestra que la característica demográfica de la población cambió. Hubo una “fuestísima reducción de la fecundidad, que, junto con la reducción de la mortalidad, constituyen las dos razones básicas del envejecimiento de la población”. Para calcular este dato, es contabilizado el aumento de la proporción de los mayores de 60 años y la disminución de los menores de cinco años.

Para informaciones detalladas, accese el artículo neste link.

robertoRoberto Passos Nogueira es médico, doctor de Salud Colectiva, investigador del Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea) e investigador asociado al Núcleo de Estudios sobre Bioética y Diplomacia de la Salud (Nethis/Fiocruz)

 

 

 

 

Foto tapa: pt.wikipedia.org