Menuidioma

Agrotóxicos es tema de audiencia en la Comisión de Medio Ambiente de la Camara de los Diputados

  • 7 de octubre de 2015
Fiocruz1

Imagem: portal.fiocruz.br

Campeón mundial en el consumo de agrotóxicos desde el 2008, Brasil vive una paradoja de tener legislación y no colocarla efectivamente en práctica para contener el abuso en el uso del producto. La observación fue hecha por Guilherme Franco Netto, asesor de la Presidencia de la Fiocruz, durante una audiencia publica en la Comisión del Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible ocurrida ayer (06/10). A pesar de que tres organismos gubernamentales lidiaron con el problema, un gran numero de substancias, algunas prohibidas en otros países, no fueron evaluados a la satisfacción del país.

«El agrotóxico es un tema vital para la salud publica en Brasil, siendo un problema de dimensión nacional. Existen diversas alternativas y ciertamente iremos a hacer esfuerzos para reverter el cuadro que enfrentamos. Esta es la visión de la Fiocruz en defensa de la salud publica», dice Franco Netto. El relató que Brasil consumió en el 2010 U$ 7,3 bilhões y en el 2011 U$ 8,5 billones con agrotóxicos, el que representa 19% del mercado global. Las culturas de soya, maíz, algodón y caña de azúcar consumen 80% del veneno.

El impacto en la salud publica es significativo. Trabajadores del campo, residentes en áreas próximas y consumidores son afectados y las enfermedades resultantes van desde irritaciones en la piel y ojos, cólicas hasta infertilidad, impotencia, abortos, defectos de nacimiento, suicidios y diversos tipos de cancer. Daños al medio ambiente también son importantes – contaminación de fuentes de agua, de aire y del suelo y desaparición de especies animales.

El especialista observó que Brasil es signatário del Pacto de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas y para cumplir muchas metas previstas establecidas es necesario tratar con clareza la cuestión de los agrotóxicos. El enumeró seis metas que hablan de acabar con el hambre, promover la agricultura sostenible, mantener la diversidad de semillas y animales, reducir substancialmente el número de muertes y enfermedades por productos químicos peligrosos y por contaminación y polución del aire, del agua y del suelo y otros.

El diputado Atila Lira (PSB-PI), presidente de la Comisión, hizo una analogía con el cuento infantil de Blanca Nieves, donde la madrasta/bruja intenta envenenarla con una manzana roja alegando que hoy “las madres dan a sus hijos lindas manzanas rojas desconociendo que están contaminadas con agrotóxicos”. Destacó la importancia de estimular la producción de alimentos orgánicos y citó un informe del Instituto Nacional de Cancer – Inca. Los datos dicen que en el 2009, fue de 5,2 kilos de veneno agrícola el consumo médio por habitante.

Heitor Schuch (PSB-RS), diputado que propuso la audiencia publica, narró que su propuesta fue rechazada en la Comisión de Agricultura para discusión del tema. Participaron de la audiencia como expositores Márcia Safra de Campos Mello, de Inca y Paulo de Oliveira Poleze, de la Contag (Confederación Nacional de los Trabajadores en la Agricultura).

Fuente: Direb Notícias.