Menuidioma

OMS lanza análisis de las tendencias globales de salud desde 2000 y evaluación de desafíos para los próximos 15 años

  • 15 de Dezembro de 2015

odm ods relatorioLa Organización Mundial de la Salud lanzó martes (8) un nuevo análisis detallado de las tendencias globales de salud desde el 2000 y una evaluación de los desafíos para los próximos 15 años. Salud en 2015: de los ODM a los ODS (disponible en ingles) identifica los principales motores del progreso en la salud en el ámbito de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La publicación establece acciones que los países y la comunidad internacional deben priorizar para alcanzar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que entran en vigor el día 1 de enero del 2016.

Los 17 ODS son más grandes y más ambiciosos que los ODM, presentando una agenda relevante para todas las personas en todos los países con el fin de garantizar que “ninguna persona sea dejada atrás”. La nueva agenda exige que todas las tres dimensiones del desarrollo sostenible – económico, social y ambiental – sean estudiados de forma integrada.

Casi todos los ODS están directamente relacionados a la salud o van a contribuir para la salud de forma indirecta. Uno de los objetivos (ODS3) dice especificamente para “Asegurar una vida saludable y promover el bien estar para todos, en todas las edades”. Una de las 13 metas es profundizar los progresos hechos en los ODM y reflexionar un nuevo focus para enfermedades no-transmisibles y alcance de la cobertura de salud universal.

“La cobertura universal de salud atraviesa todos los objetivos relacionados con la salud”, dice Marie-Paule Kieny, Director-General Adjunto de Sistemas de Salud e Innovación de la OMS. “Ese es el eje de desarrollo en el área de la salud y refleja el fuerte focus de los ODS sobre igualdad y alcance de las personas más pobres, más desfavorecidas de todo el mundo”.

Aunque los ODM de salud no han logrado alcanzar una serie de metas globales, los resultados en general fueron impresionantes. Los últimos 15 años han visto grandes descensos en la mortalidad infantil y materna, además del progreso en la lucha contra el VIH, la tuberculosis y malaria en los países en desarrollo.

Entre los ingredientes clave para el éxito están la duplicación del financiamiento global para la salud, la creación de nuevos mecanismos de financiamiento y colaboraciones, como también con el papel fundamental de la sociedad civil en la lucha contra enfermedades como VIH/SIDA. Inversiones en investigación llevaron al aumento de escala en todos los países de nuevas intervenciones, como la terapia antirretroviral para tratamiento del VIH y mosquiteros impregnados con insecticida para prevenir malaria.

El relatório de la OMS presenta los datos más recientes y análisis en profundidad de las áreas-clave definidas en los ODS de salud:

• salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y del adolescente

• enfermedades infecciosas, incluyendo VIH, tuberculosis, malaria, hepatitis y enfermedades tropicales negligenciadas

• enfermedades no-transmisibles, incluyendo enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes

• salud mental y el uso de substancias, incluyendo narcóticos y uso nocivo del álcohol

• lesiones y violencia

• cobertura de salud universal

“Instantáneos” en 34 diferentes temas de salud delinean tendencias, conquistas alcanzadas, razones para el éxito, desafíos y prioridades estratégicas para la mejoría de la salud en diferentes áreas. Estos “instantáneos” van desde la polución del aire, pasando por hepatitis, hasta accidentes de transito.

En este informe, la OMS también explora como la salud contribuye y se beneficia de los otros 16 ODS, además de examinar implicaciones de cuestiones emergentes como mudanza tecnológica y ambiental en la salud global.

Las metas de los ODS relacionadas a la salud reflejan fielmente las principales prioridades en el programa de trabajo para 2014-2019 de la OMS; muchas de esas metas ya fueron acordadas por los Estados-miembros en la Asamblea Mundial de la Salud. Por ejemplo, las metas globales voluntarias para la prevención y control de enfermedades no-transmisibles definidas en el 2013 están estrechamente vinculadas a la meta ODS 3.4, para reducir la mortalidad prematura por esas enfermedades en un tercio hasta el 2030. Los organismos directivos de la OMS tendrán un papel fundamental en el acompañamiento y evaluación de la implementación de los ODS relacionados a la salud.

“Uno de los mejores desafios será medir el progreso por medio de un número impresionante de objetivos, especialmente con la falta de datos de salud en los países en desarrollo”, dice Kieny. “El monitoreo de los ODS requiere datos, de alta calidad, por ejemplo, sobre las causas de muerte, de todos los grupos de la población para que podamos saber donde precisamos direccionar recursos”.

La OMS está trabajando con colaboradores para establecer una colaboración de datos de salud en el início del 2016, que busca apoyar a los países a construir mejores sistemas de datos de salud. Uno de los primeros productos de esa colaboración global es la Lista de Referencia Global de la OMS de 100 Indicadores Esenciales, publicado en el início deste año, que ya está siendo usado para orientar el trabajo en muchos países.

“Como la agencia mundial con el mandato para cubrir toda la agenda de salud, la OMS asumirá un papel de liderazgo en el apoyo para que países establezcan sus propias metas y estratégias nacionales, aconsejando sobre mejores intervenciones, definiendo prioridades de investigación y vigilando el progreso en el alcance de ODS relacionados a la salud”, dice Kieny.

En el 2016, la OMS publicará el primer de una série de informes anuales de los ODS para definir la base y medir el progreso en dirección al alcance de los objetivos a lo largo de los próximos 15 años.

Salud en 2015: de los ODM a los ODS está disponible en: www.who.int/gho/publications/mdgs-sdgs/en/index.html (en ingles).

Fuente: www.paho.org/bra/