Menuidioma

Estudio clasifica enfermedes infecciosas como tema de seguridad internacional

  • 6 de Janeiro de 2015

“Así como las guerras, las enfermedades infecciosas no son problemas nuevos para el hombre”. Es con ese argumento que el investigador de Nethis Felipe Baptista conduce las primeras líneas de su investigación de maestrado en defensa de la relación entre los campos de la salud y de las relaciones internacionales.

El estudio “Governancia de Nuevas Dimensiones de Seguridad Internacional: enfermedades infecciosas emergentes” es el primer estudio brasilero, en el campo de las Relaciones Internacionales, que clasifica las enfermedades infecciosas emergentes como una cuestión de seguridad y el segundo sobre salud en los 30 años del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Brasília (Irel/UnB).

defesa FELIPE BAPTISTA

De izquierda a derecha: José Paranaguá (Nethis/Fiocruz), Antônio Jorge Ramalho (Irel/UnB), Felipe Baptista (Nethis/Fiocruz), Cristina Inoue (Irel/UnB) y José Agenor Álvares (Fiocruz Brasília). Mesa de defensa del maestrado

Baptista explica que hay grandes dificultades en preveer cuando surgirán “nuevas” enfermedades infecciosas o enfermedades infecciosas “emergentes”, ya que se originan de vírus, bactérias y otros microrganismos incontrolables. La Gripe A H1N1 es un ejemplo. Surgió en 2009 e impuso a las autoridades sanitárias internacionales el desafío de contener la epidemia. “No hay como abordar esas enfermedades como parte de la agenda de la seguridad internacional y la bibliografía comprueba eso”, afirma el investigador.

Tradicionalmente, las enfermedades infecciosas son entendidas como un riesgo a la seguridad internacional constituyendo una amenaza a los Estados. El investigador defiende que ese enfoque es insuficiente, visto que las epidemias y brotes de enfermedades infecciosas son un problema para la estabilidad socioeconômica, para la operación de los organismos internacionales y para los indivíduos y grupos específicos. “Existen otros enfoques. En la investigación, detallo las diversas posibilidades de ese análisis”, resalta.

El estudio presenta un panorama sobre como se desarrolla la gobernancia internacional de las enfermedades infecciosas emergentes a partir de las dos versiones (1969 y 2005) del Regulamiento Sanitário Internacional – el único documento internacional sobre el tema. Esa norma de la salud pública fue analizada como la herramienta teórica de relaciones internacionales propuesta por Oran Young.

Además del documento, el investigador presenta diversos actores – estados, organismos internacionales, instituiciones filantrópicas, empresas privadas, organizaciones no gubernamentales, entre outros – y políticas que actuan en la esfera de la gobernancia de las enfermedades infecciosas emergentes.

“Estudios como ese muestran que salud y relaciones internacionales se precisan aproximar. Ambos saldrían beneficiados. Hay una sobreposición de agendas y de políticas que deberían ser discutidas en conjunto por academicos y gestores”, afirma el orientador de la investigación, Antônio Jorge Ramalho, profesor de Irel/UnB y director del Instituto Pandiá Calógeras del Ministério de la Defensa.

 Accese el currículo de Felipe Baptista.