Menuidioma

Dinamarca: el primer país que, por ley, solo tendrá agricultura organica

  • 29 de octubre de 2015
Dinamarca quer ser primeiro país a ter agricultura 100% orgânica

Imagen: The Greenest Post

Dinamarca se está preparando para tener una agricultura totalmente sostenible. Este es uno de los proyectos que el gobierno actual intende en poner en práctica para transformar la agricultura dinamarquesa en 100% orgânica.

La primera meta, a ser alcanzada antes del 2020 es duplicar la cantidad actual de tierra cultivada organicamente. Actualmente, Dinamarca es el país con mayor desarrollo y amplitud de comercio de productos organicos. Y en el 2015 pretende invertir más de 53 millones de euros para ampliar la agricultura biológica.

La agricultura biológica en Dinamarca está al frente de sus contemporaneos. Son ya casi 25 años de existencia y aplicación de leys serias de protección a la naturaleza, las aguas, al uso de contaminantes y otros productos agrícolas, ya que 97% de la población conoce su significado e importancia.

Es un verdadero record, sai también como el hecho de que el costo total de alimentos del país está compuesta apenas por 8% de productos certificados. Y desde 2007, la exportación de productos orgánicos en Dinamarca aumentó un 200%.

Con esa óptica, Dinamarca hoy se propone trabajar en dos frentes diferentes: uno de ellos es aumentar la cantidad de tierras agrícolas que usan agricultura biológica y el otro, estimular una mayor demanda para los productos de origen comprobado orgánico y sostenible.

Así, serán privilegiados los productores que quieran invertir en la conversión de sus tierras, de la agricultura convencional para la organica y biodinámica y los proyectos que aporten al desarrollo de nuevas tecnologías para la promoción de la sustentabilidad en el campo.

En este contexto ya está en marcha, en las prefecturas locales, la ocupación de áreas antes baldías, con producción de hortalizas de temporada, de forma orgánica.

Como primer objetivo, el país pretende oferecer a las escuelas, cantinas y hospitales, hasta un 60% de alimentos de origen orgánico. Actualmente esas instituciones públicas nacionais sirven 800 mil comidas por día. La misma política, de servir solo comidas de origen orgánico, ya está siendo ampliado para los ministerios dinamarqueses en sus cantinas.

En la educación ya está siendo prevista una reforma del sistema actual para incluir cursos de nutrición, alimentación saludable y agricultura natural.

En resumen, el país entero, con todas sus instituciones, marcha junto para transformarse en una región libre de agrotóxicos, donde la alimentación saludable es asunto del estado. Un buen ejemplo para que la realidad en el campo no sea “borrada” por la propaganda engañosa de la industria alimentaria.

Fuente: GreenMe